LA DEUDA NO DA LA FELICIDAD (NI EL CRECIMIENTO BASADO EN DEUDA TAMPOCO)

Hemos escuchado ya muchas veces que la crisis actual no es sólo financiera, es algo más gordo. Es una crisis de un modelo de crecimiento basado en haber tomado mucho dinero prestado, y con ese dinero consumir, consumir … consumir. Cierto es que algunos indicadores económicos de nuestra economía han mejorado sensiblemente, pero esto no es indicativo de un “cambio” profundo de modelo porque no se ha hecho nada para cambiar el modelo productivo de este país. Seguimos haciendo las mismas cosas, con los mismos hábitos y el riesgo latente del sistema, está ahí, tan solo que lo hemos transferido hacia los bancos centrales. Los bancos centrales de todo el mundo han asumido el papel de prestamista último. Me pregunto qué pasará cuando todos los bonos del tesoro que mantienen estos bancos en balance, se deprecien por futuras subidas de tipos de interés, que subirán.

Seguir leyendo