¿FINANZAS ÉTICAS O ÉTICA EN LAS FINANZAS?

¿Porqué el término “finanzas éticas? ¿Significa esto que existen dos ramas en las finanzas? ¿Unas éticas y otras que no lo son? Pues no. No me gusta mucho el término, porque en este contexto da a entender que hay como dos campos en las finanzas: uno ético y otro que no lo es. Y no es así.
El término no es peyorativo, la ética está presente allá donde las personas se comportan de forma ética. Desde este ángulo, nadie se pude arrogar de forma excluyente el término pero tienen que demostrarlo con su comportamiento.

Cosa distinta es que en los últimos 30 años se hayan manifestado en el terreno de la finanzas y la economía, actividades o iniciativas empresariales que tradicionalmente han sido marginadas bien por la reducida cuantía de capital, o bien por su escasa rentabilidad, etc., hecho por el que han quedado al margen de los flujos de capital convencionales. Por tanto, hoy día se citan los siguientes campos:

Los Microcréditos
La Inversión Socialmente Responsable
La Responsabilidad Social Corporativa
El Comercio Justo
La Banca Ética
Las Monedas Sociales
Los Bancos de Tiempo
El otro elemento impulsor de las finanzas éticas ha sido la enorme presión social surgida a partir de la década de los 90 reclamando la recuperación de comportamientos éticos y sostenibles del mundo empresarial. Han sido diversos los factores de impulso de la ética empresarial:

Desastres medioambientales sin precedentes. Accidente de Bopal en la India el 3/12/1984; derrame del Exxon Valdez en Alaska el 24/3/1989; conflicto de Brent Spar entre la petrolera Shell y Greenpeace en 1995, aceleración del cambio climático, 

Mala praxis empresarial. Intensificación de prácticas de contabilidad creativa y manipulación contable: casos como Enron Corporation (2001), World Com (2002); Xerox (2002), Parmalat y un largo etcétera. 

Desarrollo del capitalismo de masas. En las décadas de los años 80 y 90 se produce un crecimiento espectacular de las Instituciones de Inversión Colectiva, a través de los Fondos de Inversión y Planes de Pensiones. Aquí estamos contribuyendo todos a través de nuestros ahorros depositados en fondos de inversión o planes de pensiones.

Ingeniería financiera. Uso y abuso de los activos llamados “derivados” y los productos financieros estructurados de enorme complejidad, riesgo y sofisticación. La mayoría mercados opacos, no regulados que operan al margen de los mercados oficiales de capitales.

Tamaño de las corporaciones financieras. Las empresas han crecido de forma desproporcionada, superando en muchos casos el tamaño económico de países desarrollados. Simultáneamente el poder de los estados democráticos se ha debilitado. Sin ánimo de deprimir a nadie, aquí tenéis un par de ejemplos: 

La gestora de fondos británica “BlackRock” gestiona una cartera de activos financieros por valor de 2,1 billones de euros. Como contraste decir que la producción total del Reino Unido en el año 2010 (PIB) fue de 1,7 billones euros.

Según el Departamento del Tesoro de los EEUU en 2011 los 5 mayores  bancos de inversión (JP Morgan, Bank of America, Morgan Stanley, Citigroup y Goldman Sachs) concentraban un riesgo en contratos de derivados por valor de 237,02 billones de dólares. Como contraste la producción total del planeta (PIB mundial) fue de 71,22 billones de dólares.
.es desarrolladoscrecido de forma desmesurada superando en muchos casos el tamaño econionales
En resumen, hay una demanda social y un resurgir de recuperar lo pequeño y sencillo, a corregir los desaguisados cometidos en nombre de la libre empresa y del neoliberalismo más rancio.Hablar de “finanzas éticas” es situar a las personas por delante de los capitales,  es pensar en proyectos de desarrollo humano, distribución equitativa de la riqueza, invertir en procesos productivos limpios, respetuosos con la dignidad de las personas y con el medio ambiente.  Las finanzas éticas o sostenibles tratan de conciliar el beneficio económico con el beneficio social, buscar el equilibrio escuchando a todas las partes interesadas (stakeholders)

Vaya desde aquí mi reconocimiento a algunos luchadores por la causa ética en la empresa: el profesor José Luis Sampedro que nos dejó este año, catedrático de economía, humanista, escritor y ejemplo de humildad; el economista bengalí Amartya Sen, profesor de economía y filosofía, premio Nobel de economía en 1998 con un maravilloso trabajo sobre hambrunas y desarrollo humano; el economista Joseph Stiglitz premio Nobel de economía en 2001; el profesor Vicenç Navarro, uno de los científicos sociales más citados del mundo; Christian Felber, economista y profesor austríaco creador del modelo de Economía del Bien Común; Edward Freeman, filósofo y profesor de administración de empresas y divulgador de la teoría socioeconómica,  y a otros muchos que tendremos ocasión y tiempo de darles un merecido reconocimiento.
“Vivimos en un verdadero casino planetario. Hoy la finanza globalizada ha crecido desmesuradamente. Se intercambian casi cien veces más activos monetarios que activos reales.”

Josep Borrell
Ex presidente del Parlamento Europeo


“¿No deberíamos quizás buscar formas alternativas de desarrollo económico, basadas en un enfoque más solidario y humanista?”
José Luis Sampedro
Referencias bibliográficas:
www.economiasolidaria.org
www.observatoriosocial.org

www.gemeinwohl-oekonomie.org/es


Cortes, F. J. (2009): Finanzas Éticas. La Hidra de Lerna. Almería.
Navarro, V.; Torres, J.; Garzón, A. (2011): Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España. Sequitur. Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>