SHADOW BANKING SYSTEM – SISTEMA BANCARIO EN LA SOMBRA

“Es humana naturaleza complicarlo todo innecesariamente, pero lo es más aún cebar sin límites la complicación.”

Rafael Hernampérez

images

El sistema bancario en la sombra (SBS), banca en la sombra o banca alternativa, es un conjunto de entidades financieras que operan con unos instrumentos financieros al margen de organismos reguladores y supervisores del sistema financiero “convencional”. Estas instituciones y formas cuasi-bancarias de operar han desarrollado un sistema alternativo de intermediación financiera entre ahorradores e inversores, fuera de los canales bancarios tradicionales.

No habría nada que objetar a esta actividad que canalizan el ahorro hacia la inversión, sino fuera por la motivación de fondo que subyace en estos esquemas financieros. Una vez mas el problema no es el instrumento sino el cómo se está utilizando y el volumen de fondos gestionados.

Es sabido que desde principios de la pasada década los Bancos Centrales redujeron drásticamente los tipos de interés. La Reserva Federal en EEUU bajó el precio del dinero desde el 6,1% en 2001 hasta el 1% en 2003. Este hecho hizo que familias y empresas demandaran crédito masivamente y lo canalizaran hacia la compra de vivienda, formando como sabemos una enorme burbuja sobre el precio de la vivienda.

Pero con unos tipos de interés tan bajos, los beneficios de la banca se redujeron considerablemente (el margen de intermediación se estrechó) afectando a los accionistas. Y entró en juego el Paradigma de Minsky: la reducción de márgenes de beneficios hizo que la banca buscara la expansión del crédito tratando de aumentar la rentabilidad, hecho que siempre lleva aparejado un aumento del riesgo hasta llegar a poner en peligro la entidad y por derivación el sistema bancario. Las entidades buscaron “atajos”, canales alternativos para evitar la regulación y seguir aumentando los beneficios. Lo que dio lugar a un sistema financiero sobredimensionado y opaco que se desestabilizó y creó la Gran Crisis financiera de 2008.

A raíz de la crisis la banca redujo el crédito a empresas y familias, lo que obligó a buscar otros canales de financiación alternativos. Aquí entra en juego el SBS aumentando su volumen de negocio. Los bancos han reducido su exposición de riesgo porque prestan menos, si, pero porque lo han transferido a otras entidades, a un sistema financiero paralelo que crece vertiginosamente. Y esto, ¿quién lo controla? Pues nadie.

En 2014 el SBS en Estados Unidos representaba 71 billones de dólares y sus activos el 24% de todos los activos financieros. Asimismo se constata también un fuerte crecimiento en países como China, Argentina, India o Sudáfrica. En el caso de España incluso existe cierta preocupación entre los miembros de la Asociación Española de Banca por el crecimiento de este sector, que han alertado de la necesidad de «delimitar bien sus riesgos futuros». La ironía de fondo es que los mismos grandes bancos que exigen mayor transparencia y control, mantienen alianzas con entidades que operan en la banca en la sombra, a las que redirigen algunos de sus clientes cuando no pueden atender las operaciones de crédito solicitadas.

Recientemente la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez mostró su preocupación calificándolo de “amenaza potencial para la estabilidad financiera a largo plazo” (ver XXII Encuentro del Sector Financiero 2015).

¿Qué instituciones o mecanismos utiliza el SBS? Algunos son viejos conocidos, otros son mas nuevos: Vehículos de Inversión Estructurado (VIE); hedge funds; crowdfunding; Fondos de Capital – Riesgo y SOCIMIS. Veamos brevemente lo más destacable de cada figura.

Los Vehículos de Inversión Estructurada (VIE)

Structured Investment Vehicle o SIV por sus siglas en Inglés, se trata de un producto financiero estructurado diseñado por el Banco de Inversión Citigroup en 1988 y que alcanzó un volumen en cartera en 2007 de 400.000 millones de dólares. Estos instrumentos invierten fondos en un amplio rango de valores que a su vez están respaldados (garantizados) por bienes raíces. El resumen de su operatoria es mas o menos la siguiente:

Un VIE invierte en la cartera de préstamos hipotecarios (compra los derechos de cobro) de un banco bajo la figura conocida como titulización. La compra significa que paga el valor de la cartera al banco y sigue cobrando los intereses que le pagan los deudores de los préstamos.

  1. Emite pagarés o bonos a largo plazo garantizados con las hipotecas de los préstamos pagando un tipo de interés más bajo que el que cobra del punto anterior.
  2. Beneficio generado: margen entre la cantidad cobrada por los préstamos titulizados y la cantidad pagada por pagarés o bonos.

Al principio la banca vio así una forma de vender sus créditos diversificando sus riesgos y aumentado la liquidez. Luego vieron que era más rentable crear sus propios VIE y consolidar beneficios en su grupo. Actualmente tanto bancos como aseguradoras cuentan con sus propios VIE. El problema principal es la ausencia de regulación de la figura, y por ende su escasa capitalización. Una simple pérdida del 5% en una inversión suponía la quiebra del vehículo y su contagio al banco propietario del VIE que terminada absorbiendo las pérdidas.

Cualquier entidad puede crear un VIE, tan simple como comprar una cartera de préstamos y que algún banco nos dé crédito contra la garantía de esos mismos préstamos. Muchas sociedades de bolsa permiten este tipo de operaciones a sus clientes.

Un ejemplo de VIE de una compañía aseguradora podría ser el siguiente: gestiona un fondo de pensiones y conoce la edad de jubilación de sus partícipes; deposita las cuotas cobradas del plan de pensiones en un VIE. El VIE a su vez invierte en bonos con vencimientos próximos a la fecha media de jubilación, así el cliente podrá recuperar su dinero con una rentabilidad que le permita hacer frente a la inflación y aumentar su poder adquisitivo. Creo que está bastante claro. El problema no son los VIE sino cómo se han utilizado o se están utilizando.

También los bancos de inversión, aun sin ser entidades del SBS realizan gran parte de su actividad a través de este sistema. La principal actividad de la banca de inversión está sujeta hoy en día la regulación y supervisión de los bancos centrales. Pero es habitual que estos bancos realicen buena parte de su actividad a través de operaciones que no aparecen en sus estados contables, creando opacidad en su operatoria. Con anterioridad a la crisis financiera de 2008 estos bancos financiaban hipotecas con titiulizaciones fuera de balance y cubrían su riesgo adquiriendo seguros de insolvencia CDS (Credit Default Swaps) que tampoco se reflejaban en su balance.

Hedge Funds

 Los hedge funds (también conocidos como fondos de cobertura, instrumentos de inversión alternativa o fondos de alto riesgo) son un tipo particular de Instituciones de Inversión Colectiva. Conocidos son los fondos de inversión como un medio ampliamente extendido de canalizar el ahorro a la inversión. Los fondos de inversión cuentan con una estructura legal y requisitos de información muy exigentes.

Los hedge funds forman parte de la familia de los fondos de inversión, pero a diferencia de los convencionales estos se llaman “libres” por la enorme flexibilidad, heterogeneidad de activos en los que invierten, uso de elevado apalancamiento (deuda) y gran número de ellos domiciliados en paraísos fiscales.

En España con la Ley 22/2014 de entidades de capital riesgo y de las entidades gestoras de inversión colectiva, se pretende que estos fondos actúen como “fondos de deuda”, sustituyendo así, en sus funciones financieras a la banca y que puedan otorgar prestamos a empresas.

 Crowdfunding

También conocido como crowdsourcing, es un tipo de financiación masiva al margen de los canales habituales de la banca que utiliza internet y redes sociales para llegar a su público. Es una forma de financiación en la cual una institución hace un llamamiento colectivo para conseguir fondos para financiar algún proyecto. El perfil habitual es el de particulares que realizan pequeñas aportaciones de fondos.

El crecimiento ha sido espectacular desde 2012. Ante una irrupción tan fuerte se ha creado la Asociación Española de Crowdfunding con el objetivo de promover figura, representar al sector y publicar códigos de buenas prácticas de la actividad desplegada por la plataformas.

En España, el mercado pasó de los 19 millones de euros en 2013 a 62 millones en 2014, cifra que, aunque reducida si la comparamos con los volúmenes del mercado de crédito, se ha triplicado y pone en evidencia el avance imparable de la financiación al margen de la banca tradicional.

Fondos de Capital – Riesgo

Capital – Riesgo, Capital Inversión, Private Equity o Venture Capital. Se trata de entidades que cuentan ya de con cierta madurez en los mercados de capitales y cuyo negocio consiste en invertir fondos en empresas con expectativas de crecimiento y rentabilidad y en un horizonte temporal definido desinvertir obteniendo una plusvalía de capital.

Cuando esta actividad se realiza bajo la estructura de un fondo de inversión (gestora, liquidadora, etc.) estamos ante una figura que canaliza el ahorro de inversores hacia la inversión en capital.

En escenarios de crisis de crédito (credit crunch) esta modalidad inversora se activa porque actúa como una forma de financiación alternativa. Si no puedo obtener financiación por la vía habitual del crédito bancario, recurro a esta modalidad.

SOCIMI – Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario

Se trata de sociedades de inversión cotizadas en bolsa que son propietarias de activos inmobiliarios y cuyos ingresos proceden básicamente de las rentas por alquiler percibidas.

Nace en EEUU en 1960 con el nombre de Real Estate Investment Trust (REIT) con el objetivo de que los pequeños inversores pudieran tener acceso a las inversiones de bienes inmuebles a gran escala mediante la compra de acciones de estas empresas.

En España se denominan SOCIMI y están reguladas por la Ley 11/2009 de 26 de octubre de Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario.

En diciembre de 2012 se introdujeron cambios en la normativa reguladora reduciéndose los requisitos para su creación y funcionamiento. El capital mínimo para su creación se redujo a 5 millones de euros; se aumentaron las posibilidades de endeudamiento; disminuyeron las exigencias sobre el número de activos y se aumentaron las exenciones fiscales a los inversores. Consecuencias de estos cambios: facilitaron su despegue y en 2014 comenzaron a cotizar en bolsa. Las cuatro mayores empresas son: Hispania, Lar, Merling Properties y Axia.

En resumen …

A estas alturas es muy difícil poner puertas al campo. Las prácticas en los mercados financieros internacionales han alcanzado tal grado de sofisticación, expansión y globalización, que por mucho que los estados y organismos internacionales corran ahora para acotar o limitar su comportamiento, resulta inefectivo. La aparición de burbujas y sus efectos de inestabilidad sobre la economía productiva pueden surgir en cualquier punto del planeta, a través de cualquier mecanismo o instrumento financiero. ¡Al tiempo!

Eduardo Alonso

SITIOS DE INTERÉS

http://www.expansion.com/diccionario-economico/

http://www.bolsasymercados.es/mab/esp/Home.aspx

http://web.spaincrowdfunding.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>