EL PENSAMIENTO GRUPAL: UNA ANOMALÍA EN LA TOMA DE DECISIONES

Caso 1. El líder de un partido político se reúne con los miembros de su grupo parlamentario para hablar sobre la postura a adoptar para apoyar una propuesta parlamentaria. Es un grupo muy cohesionado, donde reina la armonía, con fuerte influencia ideológica y de pertenencia al grupo, convencidos de que su “buen hacer” es el único camino válido para su modelo social. El líder comunica a los miembros del grupo que deben apoyar la propuesta, por el bien del partido, por el bien de la nación, … Los miembros del grupo, participan emocionalmente de la idea, desde la motivación de estar convencidos de la propuesta del líder, no se discute, incluso se apoyan entre ellos, se refuerza la idea a base de repetir sus bondades, destacando lo positivo de la medida y minimizando los aspectos negativos. Así, cada individuo del grupo aprende de sus compañeros nuevos argumentos para apoyar y defender las actitudes que mantenían desde el principio. Se sienten poderosos, invulnerables, en posesión de la verdad y desde esa atalaya menosprecian las aportaciones y críticas de otros grupos, sin análisis ni reflexión. Asesores y ayudantes dan pábulo a la medida, sin aportar y/o analizar medidas alternativas …

Seguir leyendo